LA TEORÍA DEL APRENDIZAJE SIGNIFICATIVO

OchoaJu_01

 

 

Teoría psicológica del aprendizaje en el aula, Ausubel ha construido un marco teórico de los mecanismos por lo que se adquieren y retienen el conocimiento que se maneja en la escuela.

 El objeto es destacar “los principios que gobiernan la naturaleza y las condiciones del aprendizaje escolar”, requiere procedimientos de investigación y protocolos que atienda a los tipos de aprendizaje en el aula como las características y rasgos psicológicos que pone en juego cuando aprende; no es solo un proceso, sino que también es un producto. La atribución de significado es el resultado de la interacción entre los subsumidores presentes y ese contenido, viéndose enriquecidos y modificados, dando a lugar a nuevos subsumidores o ideas ancla que servirán de base para futuros aprendizajes, por lo que Pozo considera esta teoría como una teoría cognitiva de reestructuración, ya que construye desde el enfoque organicista del individuo y que se centra el aprendizaje en un contexto escolar.

 Para que se produzca aprendizaje significativo se deben dar dos condiciones:

  • Predisposición para aprender de manera significativa.
  • Presentación de material significativo. Esto requiere:
    • Que el material tenga significado lógico.
    • Que existan ideas de anclaje o subsumidores adecuados.

 Atendiendo al objeto aprendido, este puede ser:

  • Representacional,
  • De conceptos, y
  • Proposicional.

 Utilizando el criterio de la Organización jerárquica de la estructura cognitiva, el aprendizaje significativo puede ser:

  • Subordinado,
  • Superordinado o
  • Combinatario.

 En la consecución de aprendizajes significativos han de tenerse en cuenta cuatro principios:

  • Diferenciación progresiva,
  • Reconciliación integradora,
  • Organización secuencial  y
  • Consolidación.

 Aprendizaje significativo es el proceso que se genera en la mente humana cuando subsume nuevas informaciones de manera no arbitraria y sustantiva y que requiere como condiciones:

  • predisposición para aprender y
  • material potencialmente significativo que, a su vez, implica:
    • significatividad lógica de dicho material y
    • la presencia de ideas de anclaje en la estructura cognitiva del que aprende.

 Es subyacente a la integración constructiva de pensar, hacer y sentir, lo que constituye el eje fundamental del engrandecimiento humano. Es una interacción entre profesor, aprendiz y materiales educativos en la que se delimitan las responsabilidades correspondientes a cada uno de los protagonistas, posibilitando elementos y referentes claros que permitan el cuestionamiento y la toma de decisiones.

 La Teoría del Aprendizaje Significativo es un referente teórico de plena vigencia durante más de cuarenta años. Pero es también una gran desconocida, en el sentido de que muchos de sus elementos no han sido captados, comprendidos o “aprendidos significativamente” por parte de los que nos dedicamos a la enseñanza.

Es una teoría vigente, al amparo de esta teoría se han planificado programas escolares y curriculares y en el fondo no se sabe a ciencia cierta cuales son los aspectos mas destacados, haciendo necesario adentrarnos en la teoría y así lograr que el aprendizaje de nuestros estudiantes sea significativo; Ausubel contaba con el interés por conocer y explicar las condiciones y propiedades del aprendizaje, como se relaciona con formas efectivas y eficaces de provocar cambios estables, susceptibles de dotar significado individual y social, para Ausubel lo que se aprende son palabras u otros símbolos, conceptos y proposiciones. Define conceptos como “objetos, eventos o propiedades que poseen atributos criteriales comunes y se designan … por algún signo … aceptado”. A través de la asimilación se produce el aprendizaje, generando combinaciones entre los atributos de los conceptos de las ideas anclaje, dando nuevos significados a nuevos conceptos y proposiciones, enriqueciendo la estructura cognitiva, siendo el vehículo de todo esto la comunicación entre individuos.

La clave de la permanencia en el tiempo de perdurabilidad, a pesar de que nos movemos en el ámbito de un conjunto de disciplinas jóvenes que evolucionan, está en que es un constructo simple a la mano de todos, siendo varios investigadores que han enriquecido el constructo, con reflexiones necesarias que mejoran su entendimiento, garantizando una larga vida a este.

A) Aprendizaje significativo: pensamiento, sentimiento y acción.- Ausubel (1976, 2002) delimita el papel que tiene la predisposición por parte del aprendiz en el proceso de construcción de significados, pero es Novak quien le da carácter humanista al término, al considerar la influencia de la experiencia emocional en el proceso de aprendizaje. La negociación y el intercambio de significados entre ambos protagonistas del evento educativo se constituyen así en un eje primordial para la consecución de aprendizajes significativos. Otra aportación muy importante de Novak son los mapas conceptuales.

B) Aprendizaje significativo: significados y responsabilidades compartidos.- Según Ausubel (2002), aprender significativamente o no, forma parte del ámbito de decisión del individuo, una vez que se cuenta con los subsumidores relevantes y con un material que reúne los requisitos pertinentes de significatividad lógica. El papel del sujeto ya es destacado, tanto por Ausubel como por Novak, entonces  la idea de aprendizaje significativo está desarrollada en profundidad en la Teoría de Educación de Gowin (1981). “La enseñanza se consuma cuando el significado del material que el alumno capta es el significado que el profesor pretende que ese material tenga para el alumno”.

C) Aprendizaje significativo: un constructo subyacente.- Aprendizaje significativo puede considerarse una idea suprateórica que resulta compatible con distintas teorías constructivistas. Es posible relacionar la asimilación, la acomodación y la equilibración piagetianas con el aprendizaje significativo; se pueden también correlacionar los constructos personales de Kelly con los subsumidores; el aprendizaje será tanto más significativo cuanto mayor sea la capacidad de los sujetos de generar modelos mentales cada vez más explicativos y predictivos.

 D) Aprendizaje significativo: un proceso crítico.- Depende de motivaciones, intereses y predisposición del aprendiz, ya que no debe dar por sentado que ha atribuido los significados contextualmente aceptados, cuando sólo se ha quedado con algunas generalizaciones sin significado psicológico (Novak, 1998) y sin posibilidades de aplicación. Es crucial también que el que aprende sea crítico con su proceso cognitivo, de manera que manifieste su disposición a analizar desde distintas perspectivas los materiales que se le presentan, es Moreira (2000 b) quien trata de modo explícito el carácter crítico, integrando los presupuestos ausubelianos con la enseñanza subversiva.

 La Teoría del Aprendizaje Significativo tiene importantes consecuencias pedagógicas.

 Lo que pretende es:      manipulación de la estructura cognitiva,

Se requiere:                      un proceso de organización sustancial, tendente a identificar conceptos esenciales y trabajarlos de modo adecuado para que resulten significativamente aprendidos.

Para Ausubel (ibid.), “la exposición verbal es en realidad la manera más eficiente de enseñar la materia de estudio y produce conocimientos más sólidos y menos triviales que cuando los alumnos son sus propios pedagogos”. Como se desprende de lo anterior, la Teoría del Aprendizaje Significativo no está libre de críticas. Se trata de una construcción teórica que tiene también elementos y aspectos que han sido cuestionados, como es el papel de la transmisión verbal en la producción significativa del conocimiento, Para Pozo (1989, pág. 220-221) “la idea de que la mayor parte de los conceptos se adquiere por diferenciación de otros más generales es, cuando menos, discutible, tanto si nos referimos a los aprendizajes naturales o espontáneos como a los artificiales o científicos”; pero para él, Ausubel desarrolla insuficientemente la función de la toma de conciencia en la reestructuración del conocimiento, sobre todo en el planteamiento didáctico de su teoría, en el que se muestra una falta de atención a la naturaleza y a la persistencia de los conceptos previos del alumno cuando se aplican estrategias expositivas.

 Recientemente, Galagovsky (2004) cuestiona algunas significaciones atribuidas a esta teoría y lleva a cabo una revisión crítica de las mismas, por lo que propone el modelo de aprendizaje cognitivo consciente sustentable, estableciendo diferenciaciones entre subsumidor y concepto-sostén, y destaca el papel de la conciencia porque considera que no está valorizada en la Teoría del Aprendizaje Significativo.

Aprendizaje significativo sigue siendo un constructo de una gran potencia explicativa, no es posible sin la predisposición para aprender o una actitud de aprendizaje significativa. No puede desarrollarse si no se dispone de los subsumidores adecuados en la estructura cognitiva. No es factible si el material no es lógicamente significativo; además esta teoría tiene importantes implicaciones psicológicas y pedagógicas y es una teoría viva, ha evolucionado a lo largo de su historia, a través de las distintas contribuciones que ha recibido. La consideración de la Teoría de los Modelos Mentales de Johnson-Laird y la Teoría de los Campos Conceptuales de Vergnaud ofrece una sólida base psicológica cognitiva a la Teoría del Aprendizaje Significativo, que amplía aún más, si cabe, su poder predictivo y explicativo y su perdurabilidad, facilitando así la comprensión del proceso que conduce a la construcción de un aprendizaje significativo.

Su finalidad no es otra que la de ayudar a mejorar nuestro conocimiento sobre el tema en el contexto de la teoría expuesta y de ninguna manera pretende ser descalificante. No es posible desarrollar aprendizajes significativos si no se cuenta con una actitud significativa de aprendizaje. No se genera tampoco aprendizaje significativo si no están presentes las ideas de anclaje pertinentes en la estructura cognitiva del aprendiz; no se produce de manera súbita, que requiere intercambio de significados y ese proceso puede ser largo; no es necesariamente aprendizaje correcto; no es lenguaje, no es simplemente un modo específico de comunicación aprendiz/profesor; no hay aprendizaje significativo sin la interacción personal; concluyéndose, pues, que la Teoría del Aprendizaje Significativo sigue siendo un referente explicativo obligado, de gran potencialidad y vigencia que da cuenta del desarrollo cognitivo generado en el aula.

 

Texto tomado de http://cmc.ihmc.us/papers/cmc2004-290.pdf 

About these ads
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a LA TEORÍA DEL APRENDIZAJE SIGNIFICATIVO

  1. Antonio medina dijo:

    Denoto en tu planteamiento que para que haya aprendizaje significativo lo que importan son las estructuras subyacentes, tal vez lo que hemos platicado de las estructuras de Piaget, te den claridad del insigth, cuando te explicaba el caer el veinte.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s